Devils, Kids & Gypsies

I’m just a fool who jumps and never looks before

  Estamos en el año 2013. Miles de jóvenes han sido estafados con el valor de la formación en un país en el que, sin industria y sin inversión en investigación o nuevas tecnologías, la mayor cantidad de puestos de trabajo no requieren ninguna cualificación. Miles de jóvenes con licenciatura + máster + idiomas + numerosos trabajos becados (patraña para conseguir mano de obra barata, qué coño, gratuita), frustrados y estancados, sólo encuentran consuelo en emigrar o en la cola del paro.

  Penny Cocks están de actualidad. Y no porque se vayan a girar por la vieja Europa. Sino porque editan para BCore Disc su nuevo EP ‘Devils, Kids & Gypsies‘, en el que retratan en modo punk (no puede ser de otro modo) la realidad que nos rodea. Poniendo letra y dando voz a esa masa de jóvenes que, sin aliento, carecen de recursos incluso para sobrevivir. Resultado: unos Ramones que, en lugar de cantar al amor, las drogas y el rock’n’roll, lo hacen para la clase marginada.

  Cuatro cortes de un naturalismo que ni el propio Zola podría soportar.