Costa Rica 0 – Serbia 1

Casi todo el mundo reconoce que el escaparate de una competición internacional no es el mercadillo de las gangas para los fichajes de calidad. Ejemplos hay a patadas: los nigerianos fraudulentos tras USA 94’, la pléyade de franceses infructuosos que conquistaron los equipos europeos después del Mundia 98’ y la Eurocopa de 2000, Milan Baros, máximo goleador de la Eurocopa de 2004; lo senegaleses cuartofinalistas del Mundial de Corea y Japón; incluso los españoles que se han exportado en los últimos ochos años, la mayoría trabajan con más pena que gloria, aunque estén consiguiendo ganarse la vida dignamente. Al parecer todo el mundo lo sabe, menos los comentaristas de Cuatro, valedores esta tarde del media-punta serbio Milinkóvic-Savic, una frivolidad como que Luque promocionara, durante el encuentro que enfrentó a Costa Rica contra Serbia, que de eso se trataba, la nueva rutina de Mujeres Hombres y Viceversa en el canal rojo, como si aquello fuese algo de lo que presumir tras descabalgar al programa Las mañanas de Cuatro.

Una frivolidad como cuando Florentino Pérez intenta fichar saldos como De Gea y pone en cuestión al portero titular de su Real Madrid, Keylor Navas, el mejor de los ticos esta tarde que, pese a ello, no pudo evitar la derrota de su selección frente a Serbia por cero goles a uno.

El primer partido del grupo E del Mundial de Rusia, se aventuraba algo más ligero que los encuentros disputados entre la tarde del viernes y ayer sábado. Ninguna selección ha salido hasta ahora con carácter de campeón del mundo, ni siquiera Francia, y aún menos Argentina, siendo Croacia la única que ha dado muestras de intensidad con su victoria a Nigeria por dos goles a cero. El fútbol lo puso Perú, pero con poca fortuna pues salió derrotada por cero a uno contra Dinamarca.

Y ligero ha sido el partido porque tampoco se ha mostrado gran cosa. Un arranque prometedor por parte de Costa Rica, con un 1-3-4-3 que conforme pasaban los minutos se transformaba en los repliegues hasta formar casi una línea de seis atrás. Tuvo un cabezazo el defensor González en el minuto 11’ después de córner. Y Venegas fue muy activo por su banda izquierda. Pero a la hora de la verdad, fue Serbia la que demostró más confianza en ataque, sin jugadores que despuntaran, tampoco Milinkóvic-Savic, pero con un conjunto muy ordenado, con temple en el jugo horizontal y esperando su oportunidad.

Costa Rica estuvo muy limitada todo el tiempo. Si Bryan Ruíz no participaba del juego, si no bajaba al centro del campo para conducir y mandar balones hacia los extremos, “La Sele” no explotaba y se perdía en acciones personales de los extremos, principalmente de Venegas que terminaba las jugadas con centros muy malos o perdiendo el balón ante la defensa serbia.

Serbia en cambio aburría con el balón, pero se acercaba con profundidad. En el minuto 15’ Keylor Navas despejó un centro peligrosísimo de Ivanovic por la derecha. Y en el 35’ tuvo que sacar los puños con contundencia ante un saque de esquina mefítico de Kolarov. El orden de Serbia aguantaba el partido ante la evasión de Costa Rica, con un Ureña de delantero titular, una boya ágil con poca fortuna en el disparo a portería y que mandó un balón bien presentado al cielo; y con jugadas aisladas como la del minuto 41’, gran combinación que Calvo lanzó cerca del poste izquierdo. La respuesta de las Águilas Blancas fue una chilena de niño aún con pantalones cortos de Milinkóvic-Savic que Keylor atrapó.

En la segunda parte salió mejor Serbia y a los pocos minutos Navas hizo otro paradón en un mano a mano con Dmitrovic. Pero no pudo hacer nada el portero tico frente a la falta lanzada por Kolarov, desde el borde del área un poco más tarde, que coló el balón en la portería de un zurdazo fantástico.

Así que Costa Rica quemó todas las naves antes del minuto 75’ dando entrada a Bolaños, Campbell y Colindres. Habilidad y velocidad. Pero siempre se fue con precipitación hacia arriba, casi sorteando el centro del campo, y cuando no podía romper la severidad serbia, parecía que a ratos intentaba defender un empate ficticio.

El Costa Rica contra Serbia no ha despejado ninguna incógnita, teniendo en cuenta además que los mejores fueron Keylor Navas, el portero, por los costarricenses; y Kolarov e Ivanovic, los dos laterales, por los serbios. Lo que sí es cierto es que Óscar Ramírez hoy tendrá pesadillas al acostarse, pues la derrota frente al equipo entrenado por Krstajic deja a su selcción con pocas opciones en un grupo en que Brasil es la favorita para ganar los tres partidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.