Los Últimos Bañistas presentan dos singles en este principio de 2016. La carrera del oro y La maldición de la Llorona, dos canciones lustrosas de pop aseado y sencillo que recuerdan a aquella escena andaluza de los comienzos de Lori Meyers, tirando un poco mod y sintetizados.

En La carrera del oro, la más sintetizada, fluye el pop de las guitarras con soltura, se apoya en los sintes por detrás y se pone oscura en el estribillo. La maldición de la Llorona parte de una magnífica producción y se deja llevar por el ritmo fresco de las guitarras hacia un pop muy definido, muy bien hecho, seriamente ejecutado.

El pop, tal y como lo conocimos a finales de los 90′, murió por la acumulación de propuestas similares. Los Últimos Bañistas consiguen redimirnos de los ritmos superficiales para volver a creer que otra escena es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s