Resulta curioso que tipos tan formados estéticamente, con proyectos paralelos más accesibles para oídos finos con los que proyectarse masivamente a públicos que respondan con miles de megustas, dediquen parte de su talento a este acto de generosidad.

Y es que 2015, el nuevo disco de El Pardo, no sólo vuelve a ser un directo a la mandíbula de la verdad y una invitación a la conciencia, sino que es un acto de generosidad. Porque no hay testimonio más pegado a la realidad social. Porque nadie utiliza las herramientas de esa realidad social que describe como ellos lo hacen. No creo que sea coincidencia, por ejemplo, el lenguaje inclusivo en Terroristas o de Somos Todas.

El Pardo demuestran el sonido salvaje de la contracultura. Aporrean la puerta de la mediocridad con sus ladridos insolentes. Y mantienen como estandarte su compromiso estético.

Es urgente que la sociedad escuche Vergüenza en directo.

Es necesario que la gente se acerque a Raúl Querido, el Hombre del Renacimiento del renacimiento del underground.

Matadero es una obra que transcenderá.

Somos todas es un temazo (estamos cambiando el género).

El Corte Inglés, El Corte Inglés, El Corte Inglés.

A la Generación Beat también se le llamó la Generación Golpeada. Y El Pardo por su verosimilitud, por su gruesa ironía y por su discurso son el referente estético de nuestra contemporaneidad golpeada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s