Estancousqui

¡Es lo que hay, atajo de españoles!

Una de las frases que más se repite en casi todos los ámbitos que conozco es la siguiente: es lo que hay. Mi jefe me obliga a recuperar el tiempo que pierdo en ir al médico, pero es lo que hay. Necesito más de ocho horas al día para terminar el trabajo que me han asignado, pero es lo que hay. Las condiciones higiénicas de este recinto son deleznables, pero es lo que hay. Elegí mal y ahora estoy amargado en este curro, pero gano un buen sueldo, así que es lo que hay.

Poner la mirilla de la escopeta frente a la cabeza del pobre, del mediano, del que lo está sufriendo no solo es injusto, sino que además es un ejercicio de sadomasoquismo social. Pero es necesario observarse a uno mismo, que pulula por esos bajos fondos de la realidad, para reflexionar y crecer. Dos conceptos que hemos relegado y guardado en la mochila vieja del cole.

Cuando el chino de la esquina te devuelve de más en el cambio y tú no le corriges y le das lo que te sobra, eso es corrupción. Cuando a la señora que está comprando el bono de diez viajes en las taquillas del Metro se le cae un billete de cinco euros al suelo y en lugar de recogerlo y dárselo, disimuladamente te lo guardas en el bolsillo y te lo llevas a casa, es corrupción. Cuando permaneces impasible, como un número, en tu puesto de trabajo mientras despiden a tu compañero para contratar a un becario para que realice sus mismas funciones pero a coste cero, es corrupción. Cuando aceptas hacer horas extra para solucionar la papeleta a tu empresa que ha echado a tu compañera, es corrupción. Cuando compras la carne en el supermercado del centro comercial, en lugar de adquirirla en la carnicería de tu barrio, es corrupción. Cuando no cambias de emisora durante una entrevista en donde el periodista le come la polla al entrevistado, es corrupción. Cuando votas a los partidos que limitan tus libertades sociales, económicas y afectivas, es asumir la corrupción. Porque cuando eliges, eliges por ti y por todos tus compañeros, que decía Sartre.

El cambio, por tanto, no es sólo el hecho significativo de votar a un partido diferente, el cambio no es acentuar el número de leyes para el control absolutista de cada individuo, el cambio es cultural y parte de la educación. Cuando el profesor le ríe las gracias al malote de la clase y por el contrario exige hasta la angustia a los niños que hacen lo que deben, no es el profe enrollado, es el profe corrupto.

El cambio, como exponía hace años , es del individuo hacia fuera. Entender que nuestro tiempo es finito, que la vida es un camino de sufrimientos con un final anunciado, la muerte, para todos igual, quizá nos ayudase a decir mejor y más veces lo que necesitamos, a entender al otro para que nuestra sociedad sea más justa e igualitaria, para no despreciar al débil ni dejar a su suerte al marginal.

Un cambio social sin que nuestra base cambie nos llevará al mismo rincón de la Edad Media en el que hemos anclado a nuestro desarrollo. Alegar esas pueriles razones históricas a cerca de la pillería y la picaresca española, son sólo una excusa para no enfrentarse con la realidad. Porque hoy es el siglo XXI, somos distintos, nos hemos dado los unos a los otros unas normas para relacionarnos que son diferentes y, cuando nos toca, cuando somos nosotros los desahuciados queremos que se cumplan.

En los pubs de Londres, me sorprendió el comportamiento ético de los ingleses. Cuando uno de ellos abandonaba su puesto en la barra para ir al baño o salir a la calle para echarse un cigarro, en lugar de cargar con la pinta hasta el urinario o la calle, ponía una servilleta blanca sobre el vaso. Una acción que todo el mundo interpretaba como: he salido un momento, ahora vengo. Y su lugar sobre la barra permanecía reservado y la pinta intacta hasta que el tipo regresaba a su sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s