¡Es lo que hay, atajo de españoles!

Una de las frases que más se repite en casi todos los ámbitos que conozco es la siguiente: es lo que hay. Mi jefe me obliga a recuperar el tiempo que pierdo en ir al médico, pero es lo que hay. Necesito más de ocho horas al día para terminar el trabajo que me han asignado, pero es lo que hay. Las condiciones higiénicas de este recinto son deleznables, pero es lo que hay. Elegí mal y ahora estoy amargado en este curro, pero gano un buen sueldo, así que es lo que hay. Sigue leyendo “¡Es lo que hay, atajo de españoles!”

LPVI

La promoción es curiosa, incluso arriesgada en un entorno en que lo único importante son las opiniones de los demás. La maquinaria de la publicidad se ha puesto en marcha para utilizarte como un mero cable transmisor de algo que, a buen seguro, ni siquiera te has parado a escuchar con atención y aún menos a reflexionar. Es lo que mola. Y estás en la onda. Y así le das bola a lo que las grandes compañías del negocio te llevan escupiendo desde hace días. Porque, al fin y al cabo, tu opinión es una mierda siempre y cuando pinches en el link, compartas y digas que te gusta. Sigue leyendo “LPVI”