El Pardo

Recién llegado desde La Resistencia (Discos y Conciertos). Desprecinto El Pardo, primer disco de El Pardo, que reúne en cierto modo sus dos maquetas anteriores, El Progreso (Mayo 2013) y Avance (Septiembre 2013).

Grabado en directo y producido por Ramón Moreira en los Estudios DGR Sónica, El Pardo nos presenta siete temas que podemos calificar punk con matices y que resulta algo más que un simple puñetazo como referí hace unos meses en la reseña de El Progreso.

No es una cuestión nimia ni insignificante la que plantean y transmiten El Pardo en sus letras con un sonido contundente y genuino, incluso salvaje, verosímil que diría Aristóteles. Se trata muy al contrario de una meditación juiciosa y profunda a cerca de una realidad social, la que nos acontece, y en la que nos invitan a tomar partido, aunque sea desde el razonamiento.

Una idea aflora del conjunto, una reflexión muy importante, además que todo es una puta mierda. Y esa reflexión se puede incluir en: ‘cada cuatro años os votamos’ de Las clases ociosas. Y deviene un axioma fundamental: ‘A votar ¿aprenderemos?’, que dicen en El inútil de Mariano. De esa manera, no sólo relatan una verdad social o emiten un juicio a cerca de ella, sino que implican al receptor interpelándole, haciéndole partícipe. Igual que Sartre nos interpelaba: ‘cuando tomas una decisión, la tomas también para toda la humanidad’.

No muy alejados del filósofo francés ni de la primavera del 68 andan en ¡Son los 90!, donde además de romper con los esquemas propios del punk con nueve minutos y medio de ruido y distorsión, nos entregan ese nihilista* leit motiv que ya se ha convertido en universal: ‘yo no soy de izquierdas, tampoco de derechas, yo sólo soy indie, fan de Los Planetas’.

Cierra el disco La charla final. Una larga reflexión en forma de spoken word donde El Pardo, en la perfecta dicción de Raúl Querido (y me refiero a perfecta de nuevo como diría Aristóteles, en el sentido de la verosimilitud) describe lo que somos desde lo que hemos sido, y vuelve a requerir la atención del oyente en el mensaje, inquiriéndole y cuestionándole, para finalizar con un meridiano: ‘¡La clase obrera quiere morir… por eso te hemos votado a ti!’.

La mediocridad en la que nos hemos sumido, o en la que nos han hundido, es denigrante. Así que veces el individuo necesita más una voz que le avise y alarme, que un grupo de coristas o palmeros. Esa voz es la de El Pardo.

.

.

*Para quien no lo sepa. Estética: 1 f. Teoría de las condiciones de la belleza.  Calología.  Idealismo, realismo.  El arte por el arte.  (Según el diccionario de María Moliner.) También se puede Consultar El Mito de la caverna de Platón en su Libro VII de La República.

**Para quien no lo sepa. Nihilismo: 1 m. Creencia según la cual la actual organización de la sociedad es tan mala que hay que destruirla totalmente. Anarquismo. 2 Doctrina filosófica que niega cualquier creencia. 3 Actitud de rechazo de un individuo hacia los valores políticos, morales y culturales de la sociedad en que vive. (Según el diccionario de María Moliner.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.