Estancousqui

Los Punsetes en Ochoymedio

Había expectación. Y ganas, muchas ganas de reencontrarse con ellos. Si hay un grupo punk por antonomasia en este país y a estas alturas del siglo XXI ese es Los Punsetes.
El pasado 26 de Mayo se subieron al escenario del Ochoymedio de Madrid, uno de los clubs de moda, para presentar su nuevo disco, Alférez Provisional. Y no defraudaron.

Con puntualidad alemana y la consabida quietud e inexpresión de Ariadna, que dota de gran teatralidad a la puesta en escena, comenzaron por ‘Glaciares’ para, sin solución de continuidad, poner al público al pie de los caballos con ‘Fondo de armario’ y ‘Alférez provisional’.

Pero lo mejor estaba por llegar. Mediado el recital, retrocedieron al pasado y encabalgaron una detrás de otra ‘Dos policías’, ‘Tus amigos’ (brutal) y ‘Maricas’. Tramo donde uno sólo quiere olvidar su cuerpo al ritmo trepidante y desgañitarse.

Y para cerrar ‘Malas tierras’, ‘Por el vicio’, ‘Accidentes’ y un genial ‘Cien metros para el cementerio’.

Si bien es cierto que con este nuevo trabajo deberemos acostumbrarnos a otro tipo de ruido, Los Punsetes no han perdido la esencia y continúan en una línea ascendente. Contundentes en la batería, distorsionados en las guitarras y letras redondas. El más bello e inteligente de los ruidos.

.

.

Estancousqui

Second en el Círculo de Bellas Artes

25 de Mayo de 2012. Círculo de Bellas Artes de Madrid.
En una Sala de Columnas a rebosar, Second presentaba su nuevo disco, ‘15’, grabado en directo en el Teatro Círculo de Murcia y en el que la banda repasa su carrera acompañada por la Orquesta Sinfónica de la ciudad.
El público entregado en seguida se metió en el papel tras escuchar los primeros acordes de ‘Mañana es Domingo’ que finalmente resultó coreada, como casi todas las canciones que le siguieron.
Demasiado soñadores’. Un ‘Muérdeme’ vibrante. ‘N.A.D.A.’. ‘Eterno aspirante’. ‘Psicopático’, de las más jaleadas.
Rincón exquisito’, que ha servido como primer video de su nuevo disco, llegó pronto. Y sonó perfecto. Acompañados ya por un cuarteto de cuerdas, el talento de Second se manifestó en su bellísima armonía y, sobre todo, en la voz de Sean Frutos.
Siguieron ‘Why not’, ‘Behind the pose’ y ‘Watching the Moon’.
Y terminamos, sumidos en el juego que la banda propone, porque a veces a uno le gusta sentirse utilizado, con un ‘Rodamos’ explosivo que resonó en el eco de las escaleras del  Círculo de Bellas Artes hasta que el último de los presentes lo abandonó.

.

.