Bon Iver, Bon Iver

Estamos en pleno mes de Octubre y las temperaturas no bajan de los 30ºC. Los días son radiantes, el sol resplandece a través de las ventanas y el cielo es puro y azul. Todo esto es demasiado feliz para un Spainerd. Los Spainerds disfrutamos de los días grises, plúmbeos. Del apartamiento. De descorrer la cortina y observar que, detrás del vaho de la ventana, la vida se detiene entre las nubes y la lluvia, debajo del cielo metálico que cubre a la ciudad. Parece que uno de los sentimientos más recurrentes en Spainerds es la tristeza, pero yo no estoy de acuerdo. Somos tipos que vivimos las cosas intensamente y, como el bueno de Enrique Urquijo, nos encontramos muy felices o sublimamos la depresión cuando algo nos produce la emoción y la euforia, el desencanto y la frustración. Sin término medio, ni coherencia.

Entre esos mimbres, viviendo intensamente, me encontraba mientras discurría el mes de Junio y Pol y La Angela me sacaron de casa para tratar de animarme y alejarme de los monstruos que a veces se presentan de improviso. Yo estaba pasando una mala racha, aunque por entonces aun no había tocado fondo. Así que Pol y La Angela me llamaron y me llevaron a uno de nuestros sitios de recreo favoritos: el Fnac, y, como en todo, fui excesivo y me dejé 300 euros entre libros y discos. Uno de esos discos era de Justin Vernon.

La historia es conocida por todos. Justin Vernon nació en 1981 allá por Eau Claire, Winsconsin, en el norte de los EE.UU. Podría imaginar su adolescencia como la de los chavales de la mítica serie de televisión ‘Aquellos maravillosos 70’, pero no lo hago. Después de varios años de éxito musical con DeYarmond Edison, los cuatro miembros deciden abandonarlo y el grupo se disuelve. A Justin le deja la novia y, además, contrae la mononucleosis. Así que decide encerrarse en la cabaña de su padre, en Wisconsin, durante un largo tiempo para recuperarse y, por su puesto, ‘tocarse la huevada’. Del encierro personal y del ensimismamiento surge Bon Iver (Buen Invierno) y su primer disco en solitario: ‘For Emma, Forever Ago’.

Al igual que a Justin, mi novia me acababa de dejar, los proyectos no cristalizaban y la vida parecía pasar por mi lado. Tenía la sensación de que el tiempo era una escalera mecánica a la que nunca consigues subir mientras sobre ella contemplas a los demás despedirse de ti y marcharse con una sonrisa en la cara. Aun no había sido capaz de tomarme en serio. Las asignaturas del Grado iban desmembrándose en suspensos. Los amigos estaban fuera de mi país, Madrid. El trabajo no tenía sentido. Así que decidí parar. Era la hora de encerrarme en mi apartamento. Durante dos meses hice lo siguiente: pensar, ‘tocarme la huevada’ y escuchar ‘Bon Iver, Bon Iver’. Y entonces llegó: ‘It’s on it’s head’ – dice Justin Vernon. ‘It’s on my head’ – dije yo. Al fin y al cabo, todo estaba en mi cabeza.

Justin Vernon es Bon Iver y su disco ‘Bon Iver, Bon Iver’, editado este año, es un trabajo original que mantiene un hilo argumental melódico y lírico desde el primero hasta el último de los cortes. Las referencias son múltiples, pero es absurdo enumerarlas porque una buena obra es aquella que mejor deglute las referencias de su autor y, por tanto, nos sabe a algo familiar, a algo que ya hemos escuchado antes. Las letras nos empujan a un mundo creado por Justin, donde las experiencias personales y los recuerdos de niñez se mezclan y se conjugan con metáforas oscuras, imágenes de tiniebla, símbolos y juegos de palabras y sonidos que transmiten la coherencia, ese decoro lingüístico (en este caso musical) del que hablaba Horacio. ‘Bon Iver, Bon Iver’ es compacto, minucioso y a la vez abierto. Desarrolla su trama desgranándose poco a poco, invitándonos a la imaginación y a la interpretación individual, con sorpresas y puntos de giro, como si se tratase de una buena película o de una gran novela.

‘Bon Iver, Bon Iver’ es quizá el mejor disco de 2011. O al menos mi preferido de 2011.

2 comentarios sobre “Bon Iver, Bon Iver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.